La construcción en seco, una tendencia en alza en Argentina

La Secretaría de Vivienda y Hábitat califica como “tradicional” a las obras hechas con nuevas tecnologías constructivas. Esto facilita las aprobaciones municipales. Los expertos destacan la velocidad en la ejecución, la calidad de la obra y de las terminaciones, y el excelente aislamiento térmico y acústico de la construcción en seco.


¿Qué es exactamente la construcción en seco y cuáles son sus principales ventajas respecto de los sistemas tradicionales?

La construcción industrializada, o construcción en seco, como el steel frame o steel framing, es una técnica evolucionada que se caracteriza, en primera instancia, por su rapidez de ejecución. Además, tiene ventajas muy valoradas. Éstas son mejor aislamiento acústico y térmico, la posibilidad de lograr una obra limpia (sin escombros), y un inmejorable nivel de terminación en todas las superficies.


En la Argentina, a menudo el término “viviendas industrializada” se relaciona  con construcciones de baja calidad, como las prefabricadas. ¿Qué las diferencia?

La construcción en seco no guarda relación alguna con las viviendas prefabricadas. Estas últimas son viviendas para soluciones transitorias, que no reúnen las características que mencionamos antes. Es decir que no pueden asegurar la durabilidad que sí tienen las ejecutadas con construcción en seco.


Para alguien que está encarando la construcción de su casa, ¿cuáles son los principales beneficios del método en seco?

Un punto muy importante es el ahorro a futuro que tendrán en los servicios de electricidad y gas. Esto se da porque esta tecnología permite construir muros muy eficientes, capaces de generar un confort interior sin forzar el uso de equipos de calefacción o refrigeración. Además, mejora los tiempos de ejecución. Esto es consecuencia de que gran cantidad de tareas pueden realizarse en forma simultánea y una vez cerrada la estructura. Otro dato es que no es necesario construir paredes que luego se romperán para permitir el pasaje de instalaciones. Además, al no utilizarse agua en el proceso, la vivienda puede habitarse desde el minuto cero de estar terminada. Y no es necesario convivir con el polvillo, la humedad y los tiempos de fragüe típicos de la construcción húmeda.


Y las empresas constructoras o desarrolladoras, ¿qué ventaja obtienen?

Los desarrollistas pueden ofrecer proyectos más tentadores desde el punto de vista del aprovechamiento de espacios. La eficiencia de los muros está dada en espesores menores a los que utiliza la obra húmeda para llegar al mismo nivel de confort. Esto se traduce en mayor superficie útil y mejor flexibilidad para el diseño. Además, la rapidez de ejecución -de un tercio del tiempo que lleva la obra húmeda- permite un recupero de la inversión en plazos más cortos. Esta velocidad hace a este tipo de construcción especialmente atractiva para inversores.


En términos económicos, ¿es más caro construir en seco que por el sistema tradicional de mampostería?

El costo por metro cuadrado de la construcción en seco es más económico que el de la obra húmeda. Su elección conlleva todas las ventajas que venimos mencionando. Éstas son rapidez de ejecución, ahorro de energía, confort interior, tecnología, obras limpias y cuidado del medio ambiente, factibilidad de ejecución incluso en climas adversos, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *